Make your own free website on Tripod.com

porto1.jpg (78332 bytes)

Castillo de Santiago de la Gloria
Erigido en Portobelo entre 1597 y 1602

El Castellano de la Torre

"En los dias en que Portobelo era codiciado por corsarios y piratas, un guardián y sereno de la torre y la ciudad, cegado por el oro que le ofrecían los merodeadores del mar, traicionó a su patría y a su rey entregando la ciudad a la matanza y al saqueo.  Roído por los remordimientos se quitó la vida; y desde entonces su alma vaga por los alrededores de la torre y de la antaño esplendorosa Portobelo".

LUISITA AGUILERA P.

Tradiciones y Leyendas Panameñas

Inicialmente a partir de 1544, el intercambio de mercancías se hizo en Nombre de Dios.  Sin embargo, desde 1597, esa actividad se concentró en Portobelo, lo que la convirtió en una de las mas importantes poblaciones de la América Hispana, constituyéndose en punto obligado para el intercambio de mercadería entre la España y sus colonias, cuyas transacciones superaban los millones de pesos.

Aprovechando la posición geográfica de la población y las condiciones naturales del puerto, durante el reinado de FELIPE III, se resolvió estimular las actividades comerciales mediante la realización anual de ferias, en donde se comercializaba de todo género de productos. En todas las calles, plazas y a orillas del mar, se levantaban tiendas de campañas para el almacenaje provisional de la mercadería.   Asi mismo, existía una Junta  conformada por un Almirante Jefe de la Flota de Galeones, un representante del Rey, uno del Consejo de Estado, además del Gobernador y Capitán General de Castilla de Oro, el Presidente de la Real Audiencia, el Jefe de la Plaza de Portobelo y varios representantes de los comerciantes, se trasladaban a Portobelo con el fin de fijar los precios a los articulos, vigilar el cumplimiento de las regulaciones del comercio y garantizar el orden.

Aunado a la realización de las famosas ferias de Portobelo, durante todo el año, pasaban las riquezas que provenían del Perú y Ecuador a fin de ser embarcadas con destino a España.   Estas riquezas llegaban a la Ciudad de Panamá, luego cruzaban el istmo mediante recuas de mulas hacia Portobelo, pasando por el Camino Real o por el de Cruces, este último, recorría parte por tierra hasta la pobación de este nombre y luego seguía por un tramo del río Chagres.  Estudiosos como EARL J. HAMILTON y PIERRE CHAUNU, citados por los historiadores CELESTINO ANDRES ARAUZ y PATRICIA PIZZURNO, dan cuenta que el 60% de de todo el oro que llegó a España entre 1531 y 1660, pasó por Panamá. 

A pesar del mar de riquezas que pasaba por esta población, sus habitantes permanentes eran escasos.

Las riquezas que llegaban a Portobelo, fueron una fuerte tentación para piratas como HENRY MORGAN, quien antes de atacar Panamá, capital de Castilla de Oro, a fines de junio de 1668, la asaltó por sorpresa.  Con una tropa de asalto de 460 hombres, logró tomarse Portobelo.  La poca guarnición española se refugió en el castillo de San Jerónimo, donde resistió el ataque del filibustero, no obstante, Morgan logró vencerla con mucha dificultad.

Don AGUSTIN DE BRACAMONTE, Marqués de Fuente Sol, quien gobernó provisionalmente Castilla de Oro, intentó reunir sin éxito una fuerza para expeler a los piratas.  MORGAN exigió el pago de la suma de 100,000 pesos a fin de no destruir la población.  Con este mensaje, HENRY MORGAN le envió su pistola al gobernador de Panamá, con el recado de que con ella había tomado Portobelo, y que regresaría para recuperarla en Panamá.  El Gobernador BRACAMONTE le remitió su anillo de esmerladas y le imploró piedad para los lugareños.  

Reunido el rescate, MORGAN se retiró, pero en menos de tres años, regresó y cumplió su promesa de recuperar su pistola, tomando la Ciudad de Panamá.

Con el Tratado de Utrecht de 1713, Inglaterra logró la concesión de enviar a las ferias de Portobelo, un navío de 600 toneladas, a fin de introducir en la América Hispana, mercadería.   No obstante, piratas como EDWARD VERNON siguieron atacaron Portobelo.

Al finalizar la hostilidad entre los reinos de Inglaterra y España en el siglo XVIII, se hizo segura la navegación comercial  por Cabo de Hornos, al extremo sur del continente.  A pesar que la ruta a traves del Istmo de Panamá era mas corta, se prefirió rodear el continente, lo que motivó la decadencia de Portobelo.  Los pocos navíos que aún llegaban a Panamá, no generaban los ingresos necesarios para satisfacer las necesidades del istmo.  

En 1737 se realizó la última feria en Portobelo.  La decadencia económica que sobrevino en Panamá, como punto de tránsito dedicado al comercio, perduró hasta la construcción del Ferrocarril en 1855. 

Edificio de la Aduana de Portobelo
Su construcción se inició en 1630

"Visite las fotalezas, que en realidad me parecieron muy sólidas, pero lo que más me asombró fue ver las recuas de mulas que llegaban desde Panamá cargadas con lingotes de plata.  En un solo dia conte doscientas mulas cargadas solamente con plata, que eran descargadas en el mercado público de manera que los montículos de lingotes de plata permanecían como montonesde piedras en la calle, sin temor a desaparecer".

Testimonio de THOMAS GAGE, ex fraile de la Orden de Predicadores (dominico) durante su visita a las Ferias de Portobelo en 1637. 

Citado por la obra La Historia de Panamá en sus Textos, Tomo I.


Portada || Página Principal || Primeros Panameños || Epoca de la Conquista || Epoca Colonial

Epoca Departamental || Epoca Republicana ||