Make your own free website on Tripod.com
tit-piratas.gif (3851 bytes)

WILLIAM DAMPIER

AL GOBERNADOR DE PANAMA:

"Si usted rechaza esta última demanda y piensa que el encarcelamiento de tres o cuatro ingleses le vale más que la vida de tantos compatriotas suyos... entonces puede quedarse con ellos y le mandaremos las cabezas de éstos para empezar, y luego, si ud. hace el menor mal a nuestros compatriotas... vamos a teñir de rojo la tierra, los ríos y el mar con la sangre de hombre, mujeres y niños durasnte todo el tiempo en que nos quedemos en estos mares, transformando nuestra antigua compación en crueldad, no teniendo la menor compasión ni dando cuartel a nadie".

WILLIAM DAMPIER

Carta de 22 de febrero de 1685
 
Citada por PETER BRADLEY en su ensayo "Los Bucaneros en el Istmo y Bahía de Panamá (1680-1687)

      La muerte de DRAKE no significó el cese de hostilidades de los corsarios y piratas a las colonias ibéricas.

    Durante varios años, los piratas y corsarios asolaron las poblaciones de Panamá, conocida en ese entonces como Castilla de Oro y Tierra Firme.

    En febrero de 1577, el pirata inglés, JOHN OXEHAM atraviesa el Darién con la ayuda de los cimarrones, logrando llegar al Golfo de San Miguel y la Isla de las Perlas, en donde logra algún botín.  Sin embargo, las autoridades españolas logran derrotarlo y capturarlo, siendo enviado a Lima, a disposición del Virrey del Perú.

    El 7 de febrero de 1602, WILLIAM PARKER, pirata inglés, ataca la recién fundada población de Portobelo, ciudad fundada y fortificada a efectos de proteger los tesoros que provenían del Perú.  El botín obtenido asendió a la suma de mas de diez mil ducados de la tesorería real. 

    A partir de la segunda mitad del siglo XVII, la acción de los corsarios se hizo audaz.  El tristemente célebre FRANCIS L´OLONNAIS, quien sembró el terror en La Habana, en las costas venezolanas y guatemaltecas, intentó incursionar en el Istmo de Panamá, no obstante, los indígenas del Darién le vencieron, despedazando su cuerpo, el cual fue arrojado al fuego.

    En 1665 el pirata MANSVELT intentó tomarse la plaza de Natá de los Caballeros.  Sin embargo esta estaba protegida por las disposiciones que a tal efecto tomó el Presidente de la Real Audiencia de Panamá, JUAN PEREZ DE GUZMAN, por lo que el pirata se trasladó a Cartago (hoy Costa Rica).

    Luego de la destrucción de la Ciudad de Panamá por HENRY MORGAN, continuaron los ataques a las distintas poblaciones panameñas.

    En 1675 el capitán francés LA SONDA amenazó con atacar la población de Chepo con la ayuda de los indígenas del Darién, no obstante, fracaso en el intento.  En 1678 el pirata francés BOURNANO saqueó esta población. 

    En 1679 LA SONDA en compañía del pirata JOHN CASON atacaron Portobelo.  En 1680, este ultímo, logró tomarse la población de El Real de Santa María.  Luego de bajar por el río Tuira, llegó a las cosas del Pacífico, donde se apoderó de algunos buques.  El 23 de abril de 1680, avisó la nueva Ciudad de Panamá.  Allí presentó batalla contra varios buques españoles, los que fueron derrotatos luego de una atroz batalla.  A pesar de haber triunfado sobre la marina española, el pirata no se atrevió atacar la fortificada plaza de la nueva ciudad.

    La Villa de Los Santos fue atacada el 12 de junio de 1686 por el pirata inglés TOWNLEY, no obstante se enfrentó a la resistencia de los habitantes de la misma, encabezados por el Alcalde Mayor.  Durante estos años, corasarios como WILLIAM DAMPIER, BASILIO RIGLOSE, LEONEL WAFFER, BARTOLOME SHARP, RAVANOU DE LUSON atacaron despiadadamente diversas poblaciones del istmo.

    Aún en el el siglo XVIII, los piratas ingleses mantienen sus ataques a las diversas poblaciones coloniales por todo el continente, y los pueblos panameños no escapan de tal suerte.

    El 22 de noviembre de 1739, el Almirante EDWARD VERNON toma la fotaleza de Portobelo sin mayor resistencia de las autoridades, encabezadas por el gobernador de la plaza, FRANCISCO JAVIER DE LA VEGA RETEZ.   Para el 24 de marzo de 1740 toma la población de Chagres, destruyendo el castillo de San Lorenzo que resguardaba la entrada del importante río.   

    VERNON ataca a Portobelo nuevamente el 25 de abril de 1742, esta vez con la finalidad de invadir al istmo de Panamá, a fin de que el mismo fuese controlado por los británicos.   Al no contar con la oportuna ayuda del Vicealmirante GEORGE ANSON, quien se disponía atacar el istmo desde el Pacífico, y al llegar refuerzos desde Lima y Cartagena, por parte de los Virreyes de Perú y Nueva Granada, VERNON se ve obligado a evacuar Portobelo el 11 de junio de 1742.


Portada || Página Principal || Primeros Panameños || Epoca de la Conquista || Epoca Colonial

Epoca Departamental || Epoca Republicana ||